Usos de las puertas automáticas

 
 
 

Valorizan el ambiente

 
Tener puertas automáticas instaladas en shoppings y edificios ya se transformó en una práctica de mercado. Las personas esperan por eso.

Por otro lado, no tenerlas puede causar una impresión negativa. El valor agregado que una puerta automática trae para el ambiente es muy alto.
 
 
 

Son más confortables

 
Las puertas automáticas son más confortables que las puertas convencionales, lo que refleja una mayor atención con el público que circula por el local. Además de eso, benefician a las personas de la tercera edad y facilitan la vida de quien transita transportando maletas o con cochecitos de bebé.
 
 
 

Accesibilidad

 
En diversos países, permitir el acceso a la gente con deficiencia es una obligación. La utilización de puertas automáticas son la garantía de respeto por todos, permitiendo un fácil acceso del usuario, sin perjudicarlo físicamente.
 
 
 

Son más higiénicas

 
Por dispensar el contacto físico, las puertas automáticas evitan la transmisión de una serie de enfermedades.

Eso hace que sean prácticamente un ítem obligatorio en ambientes públicos o de gran circulación, como aeropuertos, terminales de autobuses, shopping centers, supermercados, instituciones de enseñanza y hospitales.
 
 
 
 
 

Economizan energía

 
Con el creciente aumento de los costos de energía eléctrica, este ha sido uno de los principales beneficios del uso de puertas automáticas. Las puertas automáticas reducen el consumo de aire acondicionado en ambientes climatizados. Por lo tanto, las puertas automáticas también son ecológicamente correctas.
 
 
 

Componen la arquitectura

 
Dependiendo del proyecto arquitectónico, la puerta automática con paneles de vidrio se torna como la única alternativa viable. En edificios con vidrios, por ejemplo, es muy difícil imaginar otro producto que combine tan perfectamente con el resto del proyecto.
 
 
 

Son más seguras

 
Las puertas automáticas crean una barrera física, aumentando la seguridad del local, sobre todo cuando se integra a un sistema de control de acceso. Ese tipo de control es muy utilizado en ambientes que restringen el acceso, como oficinas, reparticiones públicas y hospitales.
 
 
 

Evitan accidentes

 
Accidentes ocasionados en virtud de puertas convencionales son más comunes de lo que se imagina. Las puertas automáticas disminuyen los riesgos de accidentes, pues son dotadas de sensores que impiden que el equipo cierre sobre el usuario.
 
 
 
 
 

Reducen costos operacionales

 
Cada vez más, la reducción de costo ha sido una práctica adoptada en muchos establecimientos, que necesitan disminuir sus precios, sin perjudicar la rentabilidad del negocio.

El uso de puertas automáticas contribuye a estos objetivos, cada vez más utilizadas por los hoteles, por ejemplo, para optimizar el trabajo del personal de portería.
 
 
 

Permiten un alto flujo

 
Cuando son implementadas de un modo correcto, las puertas automáticas son ideales para locales que exigen un elevado flujo de personas, como shoppings, aeropuertos y universidades.

Sus sensores de presencia se activan cuando identifican una intención de pasaje, manteniendo el estándar mientras que hay personas que transitan por el local.